13 de diciembre de 2009

Lo recuerdo.

Me vino a la cabeza cuando nos conocimos, ¿cómo podía reparar en mi, un chico guapo?
Si todos los que hasta aquel entonces me habían gustado me dieron de lado, como, de que manera, reparaste en mi, que tus ojos se me clavaron.
Entonces me puse a recordad que temblaba, que me ponías nerviosa, con tu sola presencia, que no podía aguantar fija tu mirada.

Y entonces recordé:

Recordé cuando me diste la mano, la primera vez.
Cuando con tu mirada me buscabas entre la gente y yo te buscaba también.
Cuando al irte, o dejar de saber donde estabas, me sentía ansiosa por volverte a ver.
Cuando me dijiste que era pronto pero que te gustaba, sin salir de mi asombro, que querías salir conmigo, y cuando asentí con un "claro, tonto".
Cuando sólo me importaba que me agarrases de la cintura y escuchar alguna palabra dedicada.
Cuando era semana santa y estábamos viendo los pasos y solo me importaba el abrazo que me dabas o si tus manos se rozaban con las mías, así por casualidad.
Cuando miraba por mi ventana si te veía llegar y los minutos se hacían horas, justamente cuando llegaba la hora.
Cuando llegabas a la tienda y yo de dependienta no daba pie con bola y me ponías nerviosa, denuevo con tu sola presencia.
Cuando aligeraba para estar preparada porque no te gustan las tardanzas y aun así nunca estaba preparada.
Cuando veíamos las estrellas tumbados en la terraza con una vieja manta.
Cuando pasabamos aquellos ratitos dulces y picantones en la puerta a la hora de las despedidas.
Cuando tenía que alejarme durante una semana para irme a estudiar, y esos días si que eran largos sin ti.
Cuando esperaba ansiosa la hora de tu llamada diaria.
Recuerdo todo esto que a veces aún me pasa, cuando nos acercamos y nuestras miradas nos acercan sin querer y nos besamos, pero también fue sin querer y cuando nuestras respiraciones se aceleran también sin querer, y cuando nos fundimos en un sólo ser.
Sólo puedo decirte que muchas gracias por encontrarme y darme todo el sentimiento, todas las sensaciones y gracias por haberme hecho temblar con tu sola presencia.
Para ti, mi amor.

4 comentarios:

InsolenZe dijo...

Que maravillosos son los flechazos, sobre todo si son contados en primera persona y mas sobre todo aun si son correspondidos.
Aun teneis la vieja manta?
Precioso, pero no para leer mis ojos, aun estoy nostalgica.
Un besazo.

Buscador dijo...

Escribes con la mirada, esa que no aparta las pupilas de aquel que te mira:Franca, sincera, sencilla,humilde...todo aquello que es natural en tí: POR ESO SE ENAMORÓ, porque sabe apreciar tu sensibilidad y...tantas cosas más...
Felicidades.

●•· √эиμⓩ ·•● dijo...

Ay! que hermoso el amor! que hermoso el que se hayan enamorado, pero más hermoso aún que sigan juntos como aquella primera vez, y que aún tiemblen al roce de su piel.

Saluditos!

patricia natalia dijo...

Muy bonito!Muy tierno!
Me encanta como escribes...
A mí también me encanta escribir, me hubiera gustado ser escritora
y ahora que estoy pasando por un mal momento de amores y soledades y tristezas pues me refugio en la música de Alejandro sanz y me refugio también en escribir...
Ah yo también soy fan de Alejandro y estoy en su web y he escrito alguna vez en la comunidad,patfan es mi nick,nos vemos por allí un día vale?
Ah y gracias por leer mi blog y por tus comentarios...
un saludito!

Nada ocurre por casualidad.

FAVORITO

CONCIENCIA CRÍTICA

espana123.com

Búsquedas locales en España