25 de julio de 2009

Una historia de dos, hace mucho tiempo.


Eran dos niños en la edad de jugar sin parar y crecer todo y más, en el cole mediante amigos intermedios se enviaban mensajes, pero en clase juntos se sentaban, se miraban, se sonreían, jugaban, en fin, cosas de niños, ella se sentía perdida sin él, cosas de niños, dicen, cosas de niños, pero ella siempre lo buscaba, lo necesitaba, puede ser que lo amara, pero eran cosas de niños.
Se acabo el colegio y se separaron, la vida, sin comunicación, pasaron los años y se seguían pensando, pero separados, cada uno por su lado, pasaron los años y a veces se veían por las calles, pero solo se miraban, fijamente a los ojos, el tiempo para ambos se paraba, pero separados, cada uno por su lado, las miradas se acababan, y se volvían a encontrar al tiempo, a veces a los años, el tiempo pasaba, pero volvían a verse y volvían a parar el tiempo mirándose a los ojos, los dos callados, a veces desde lejos, los ojos se cruzaban y ahí se quedaban, se acababan las miradas, y a veces a los años volvían a encontrarse, las vidas de los dos por separado, con sus vidas completas, ella con su marido, él con su mujer, con sus hijos, con sus cosas. La vida, que dice que eran cosas de niños, los comunicó para decirles que podían ser amigos.

Nada ocurre por casualidad.

FAVORITO

CONCIENCIA CRÍTICA

espana123.com

Búsquedas locales en España