15 de marzo de 2014

A las sábanas les da lo mismo.

Cambiando las sábanas de la cama de mi hijo, me di cuenta que me las diste tú, cuantas veces tus manos habrán puesto estas mismas sábanas en la cama de tu hijo, ellas siguen aqui, pero tú no, estás sábanas no entienden ni les importa que las ponga dos mil veces más en la cama de tus nietos, ni comprenden de las caricias y los besos perdidos, esos que cuando pierdes la oportunidad de darlos desaparecen, son los que jamás serán.
Gracias a tus manos, yo encontré al hombre de mi vida con el que di a luz a los hijos que adoro, gracias a lo que pasó aprovecho cada instante a su lado, cada sonrisa, caricias, miradas, cada cosita que venga de ellos y de él.
No quiero que salgan lágrimas de aqui, aunque hay corazones que siguen llorando tu ida sin lágrimas en los ojos, porque se quieren hacer los fuertes para que los demás sigan bien.
Si los vieras ahora...
A las sábanas les da todo igual, a los muebles, tambien, ellos durarán más que nosotros, posiblemente, asi que besare en cada oportunidad que tenga, amare como el ultimo de mis dias en cada momento que se me presente, y aprovechare todo, absolutamente todo lo que nazca del corazón y de las miradas del amor.
Solo un enorme GRACIAS.

Lola Baena Gómez.

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

Cuanta nostalgia maravillosa hay dentro de tus letras

Nada ocurre por casualidad.

FAVORITO

CONCIENCIA CRÍTICA

espana123.com

Búsquedas locales en España